We Are Not

Our Lady
Rezemos para que la Santísima Virgen María aplaste la cabeza del dragón junto con sus herejías y errores, que despierte el verdadero celo por la verdad, celo por la salvación de las almas y nos proteja en estos tiempos en los que muchos prelados y sacerdotes de su Hijo amado han claudicado.

 
Pic Archbishop

a pablotheMexican production

 

*