Dom Rafael OSB: Somos hijos de Dios